26/7/08

El pescador de almas

De vez en cuando me gusta mirarme por dentro y me cuesta horrores encontrarme, reconocerme o entenderme. Una parte de mí se empeña en hacerme creer que soy yo, la misma de siempre, la que ya he aceptado, la que me define. Entonces me descubro otra diferente menos conocida, menos yo, que no sé si quiero para mí, pero que es mía, lo acepte o no.
Necesitaría tres días seguidos con sus respectivos días y noches, con todos sus minutos contados en una playa vacía, de azul y mar imponentes, sola, para morirme de miedo entre las olas, para dejarme la piel en la arena, correr, escupir el alma, llorar, gritar hasta agotarme y entonces tenderme boca arriba, lo más extenuada que jamás me haya sentido, lo más vacía y seca posible. Volverme pequeña, insignificante y escuchar sólo los golpes de espuma, rendirme a la vida y llenarme de nuevo, hallarme en lo más simple y así quererme.
Volvería limpia a los muros, libre y recién estrenada. Ya no tendría que buscar más porque me dejé olvidada en la playa y el agua me arrastró a los mares como una prenda abandonada, devuelta al mar cuando al amanecer el pescador en su faena me encontrara ya sin alma.

Fotografía: Ricardo Sánchez Belmont

8 comentarios:

kilmtbalan dijo...

A esa playita debería ir yo también. Muy bonita descripción..Saludines..

Retrack dijo...

A veces es difícil encontrarse y reconocerse, pero si lo haces tan bien como lo escrobes, seguro que lo consigues.
Saludos

Sibyla dijo...

Me ha encantado la forma de que describe de intentar purificarte...

"Volvería limpia a los muros, libre y recién estrenada"

Precioso post!

Besos:)

La estatua del jardín botánico dijo...

Es difícil querer lo que uno ve cuando se mira. A veces pienso que hay 1200 yoes dentro de mí, y no me identifico totalmente con ninguno.
Maravilloso post. Escribes de maravilla. Muchos besos.

Mar dijo...

Me han encantado los dos últimos post, pero este especialmente me ha tocado el alma.
Gracias cielo por compartirlo, es simplemente precioso.

ANA PÉREZ dijo...

Yo debira hacer un ejercicio de esos de introspección. Es tan fructífero, verdad?
Son como pequeños reseteos vitales...

Besitos

Ladelmedio dijo...

Hello!
Vengo de una playa, no es exactamente lo que buscaba, pero puede valer. ¡Ahora me siento como nueva!. Besos a todos.

dulcearoma dijo...

no será que cada dia hay una nueva tú?

un beso!