3/9/08

Al fondo, en la última silla


Me hubiera gustado estar sentada al fondo, en la última silla y haber seguido así, escondida hasta el final, mirando cada detalle con tranquilidad, reposando en cada gesto de felicidad que encontrara, o lanzándome en la caída de los ojos más sensibles.
Le habría dado al botón de cámara lenta para haber podido aprender de memoria cada minuto, cada emoción sentida, cada flor prendida, para ver las sonrisas durante más tiempo y dejar que la noche cayera despacio sobre las velas.
Porque hubiera llorado a moco tendido cuando tocaron, cantaron, bailaron y contaron palabras hermosas, dulces melodías y preciosas voces, danzas a contraluz y luces, cuando llovieron alegrías y arroz y colores y palomitas, besos y amores.
Y aunque no tuve sitio atrás, delante también fue precioso.

Qué bonito cuando se casaron...
tu cuerpo y el mío.

6 comentarios:

elenita dijo...

no tenías q estar en la ultima silla, era vuestro día, y tu sitio era estar la primera, para q toda la gente viera lo impresionate e ibas, eras la protagonista (sin dejar al lado a mi "tuñao").
ya veras q cada uno te ira contando poco a poco lo q sintió, como lo vivió y despues lo q tienes q hacer es guardar cada sentimiento para asi saber lo q se vió desde el fondo. Yo por mi parte decirte q fue un dia muy especial, q recordare siempre, por muchos motivos, pero sobretodo porque por fin pude compartir con todos vosotros lo q tambien forma parte de mi vida ya y sólo yo lo conocía, tuvo una bienvenida por todo lo alto, Gracias!!
Besos!

La estatua del jardín botánico dijo...

Hay días en los que uno no puede sentarse atrás porque no está allí para observar sino para vivir. Enhorabuena por tanta felicidad y hermosura. Me alegra tenerte de vuelta.

Sibyla dijo...

No sé si eres tú la que te has casado?...Pero la verdad es que describes de una manera muy bella todo lo que rodea el día de la boda, o la unión de dos personas que se aman, y desean seguir haciéndolo el resto de sus vidas.

Felicidades y enhorabuena!

Besos con flores:)

Gracia dijo...

Como dice Elenita, tu sitio era en primera fila para vivir y sentir cada momento. Los demás te haremos llegar como lo vivimos y te empaparás de todas nuestras experiencias.
Me encantó como te dije el texto de tus hermanas, pues sus palabras estaban cargadas de amor y dulzura para los dos. Qué hermanas, qué amigas tan hermosas!

klimtbalan dijo...

Qué preciosa forma de describir tu propia boda, cuando he leído el final se me ha puesto la carne de gallinácea. Observando tu boda como una muchacha tímida desde atrás, sin perder detalles, porque cuando eres la protagonista hay saturación de sensaciones.
Besitos y enhorabuena

Sergio dijo...

Todavía sigo con el sabor de ese día, es imposible dejar de saborearlo, y tampoco quiero, porque cada día que me acuerdo, la felicidad aparece en mi rostro.

Ese camino interminable en el coche, de risas, nervios, algo q repetiría todos los días, porque es indescriptible la ilusión y el amor que había dentro.

Gracias por haberme dejado formar parte de ese día, y disfrutar de los tuyos, para mí fue un paso muy importante para conseguir daros otra dia tan feliz como el vuestro.

Un besote para los dos, y gracias por la dedicación,chao.