20/10/08

La danza



Se apaga la luz y la gente guarda silencio... ¿qué pasa?
De pronto unos pies descalzos se deslizan por el suelo y aparece una silueta de rojo y oro, ligera, rotunda... trae un velo (que son alas, lo juro) y el mundo se transforma en música, en color, en movimiento.
Todos quieren mirar porque nunca han visto nada igual, el corazón bombea de emoción al verla bailar y ella danza, eleva los sentimientos, los brazos, las sonrisas.

Es una gran bailarina y es una gran mujer.

8 comentarios:

ANA HIMES dijo...

Es imposible no mover las caderas con esta música!!

Un beso

Bego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bego dijo...

Debe ser una gran explosión de adrenalina.

Saludos.

Caty Cordero dijo...

Me ha sorprendido gratamente tu comentario en mi blog de maquillaje, gracias por la visita y ya sabes lo que hemos hablado: cada vez que tengas una duda de lo que sea, ponte en contacto conmigo!!!

Un beso, guapa!!!

Caty

Gracia dijo...

Ups, qué sorpresa!! Casi me da un soponcio! Muchas gracias.
Ya sabes que este era mi regalo...

La estatua del jardín botánico dijo...

Es una descripción maravillosa. Nunca he tenido la oportunidad de ver este tipo de danza y, la verdad, me gustaría. Sólo he visto algo de clásica y contemporánea y no tengo mucha cultura al respecto.

Artea dijo...

En un anterior sitio al que ahora mismo alimento publiqué en una ocasión un artículo sobre la danza oriental.

Si somos capaces que quitarnos el velo con que tamizamos la mayor parte de las cosas que tienen origen en el mundo musulman (o árabe si se prefiere), a buen seguro descubriremos un buen puñado de ellas que tienen bastante que enseñarnos.

Una de ellas es esta danza.

Particularmente escucho bastante música orientada al Belly Dance (que así es como lo encontrarás nominado en la mayor parte de los sitios de la red).

Es una delicia.

Y las bailarinas, auténticas artistas.

Una simple búsqueda en Youtube te mostrará mucha información visual sobre ellas.

Un cordial saludo.

Pantu dijo...

Esoy de acuerdo, una gran bailarina y una gran mujer...