18/2/09

Un lugar


Puede ser que encuentres un buen lugar para sentarte, busca entre las sombras de aquel jardín.

Y con el libro en su mochila se fue a sentar a la sombra más mullida que encontró. Quería leer durante dos horas; ese era su plan para ese día.

No avanzó ni una sola página porque de pronto se le ocurrió que podría pasar dos horas pensando en la felicidad, que era lo más parecido a pasar dos horas sintiendo felicidad.
Y pensó.

Se levantó a las dos horas y volvió a casa. Decidió que aquel sitio sería en adelante su favorito, no para volver, puesto que de allí se había traído la felicidad, sino para contar.

Ilustración: María Elina Méndez (Gracias por ese precioso lugar)

11 comentarios:

LaPequeña dijo...

la felicidad ya está aquí, solo es cuestión de tiempo para que llegue, y esa no se nos va a ir jamás. Habéis echo feliz a mucha gente a la vez, y eso es la mayor satisfacción q se puede sentir.
GRACIAS!!!
BESOS

Retrack dijo...

Dudo que pensar y sentir sean lo mismo, y mucho menos en el caso de la felicidad, pero desde luego lo que hace falta es proponérselo, porque con muy poco se alcanza si se quiere. Me ha gustado también eso de que no volvería porque se trajo la felicidad de allí.
La foto del perfil de LaPequeña es Pumuki??
Saludos

Ladelmedio dijo...

Hola Retrack, pues sí, la foto de perfil es Pumuki, costó mucho encontrarla por el Internete. Estoy de acuerdo en que pensar y sentir felicidad no son la misma cosa, pero el pensamiento tiene mucho poder de persuasión y a veces, modificando un poquito los esquemas de pensamiento, se pueden vivir las cosas con más felicidad.
Lapequeña: en otro post te contesto!

Parsimonia dijo...

Un magnífico lugar que visitar... ¿Dónde estará?
Besos

lamoni dijo...

En ocasiones la felicidad si que se encuentra en lugares concretos, quizá por quien la puebla o por lo que viviste allí...
Aunque como dijo Sabina "al lugar dónde has sido feliz, no debieras tratar de volver"... siempre es mejor buscar la felicidad en uno mismo que en un lugar concreto.. aish... pues habrá que esperar!

Un besico

X dijo...

En mi opinión, pasar dos horas pensando en la felicidad es lo más parecido a la tristeza. :)

Sibyla dijo...

Estoy de acuerdo, si una piensa en una cosa que desea, la tiene más cercana y puede disfrutar de ella estando en su mente...

La felicidad, es algo que siempre debemos tener presente y esforzarnos por disfrutarla, aunque sea sólo acariciándola...

Es bueno tener un lugar especial para volver a él cuando lo necesitemos.

Besitos:)

La estatua del jardín botánico dijo...

Yo creo que pensamiento felices producen sentimientos de felicidad. En algún punto aprendemos a manejar las emociones y los sentimientos de forma que generando los primeros llegamos a las segundas, que iniciaron el camino.
Por cierto, ¿dónde está ese lugar? Me apetece sentarme un rato a pensar.

Gracia dijo...

Muy bonito el texto, me ha hecho reflexionar, porque es verdad que a veces me dan ganas de volver a los sitios donde he sido felices. Pero creo que eso me conduciría más que a la felicidad vivida en aquel momento, a sentimientos de melancolía. Es mejor entonces buscar la felicidad en uno mismo y en cada momento como dice "lamoni".

Parsimonia dijo...

TIENES UN PREMIO EN MI BLOG. PASA A RECOGERLO CUANDO QUIERAS.
UN BESO.

DoctorMente dijo...

El pensamiento femenino es muy sutíl.