23/4/10

¡Buenos días!

Hay mañanas 
que no huelen a nada 
ni a sol 
ni a sábanas pegadas.

Hay mañanas lentas 
que huelen
a árbol de cerezas 
hinchadas.

Pero las mejores mañanas 
son las que huelen
a besos
de galletas de menta.

9 comentarios:

Lucía Corujo dijo...

En las mañanas apáticas, lo mejor, si es posible, quedarse otros diez minutos y tratar de volver a dormir, quizá el nuevo despertar sea mejor. Las cerezas huelen muy bien. Y qué decir de los besos de galletas de menta, jeje.

Un abrazo :)

B. dijo...

nunca he probado una galleta de menta (:

Art. dijo...

¡Buenos días, princesa! He soñad toda la noche contigo...

aguacateyfresas dijo...

Bellísima esta mañana ! saludos y un placer venir a tu espacio.

carmen dijo...

Esas son las mejores mañanas...
¿y las que huelen a pan recién horneado?
Yo no tengo una de esas desde que no está mi mamá....

Gracia dijo...

Mi mañana de hoy olía a tierra mojada porque han regado los jardines de mi casa temprano y ese olor a venido a saludarme con una sonrisa. Quizá detenerse a pensar a que huele cada mañana me motive durante el camino a la oficina... La mayor parte de los días ni me doy cuenta si quiera de con quien me cruzo y del paisaje que me rodea cuando camino. Gracias por recordarme con este texto que el mundo está lleno de cositas que te saludan cada día con una sonrisa! besines. Creo que hoy va a ser un buen día!

So_________ desde UIO dijo...

lindo!!... mañanas saborizadas..
mañanas condimentadas con besos, galletas y menta!!

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Me gusta el olor de tus mañanas... y me gustan las mañanas que huelen a esperanza...
un besito

h.j. dijo...

Qué punta más especial, para escribir esto. Ciertamente hay mañanas que no huelen a nada.
h