14/4/10

Percepciones



Ya te oigo. 
Suenas a versos, 
voces que vuelan 
música 
desde la otra habitación. 

Ya te siento, 
das calor. 

Me alargo para llegarte, 
estiro mis dedos 
que son milímetros, 
miniatura de tu mano, 
caricias pequeñas 
de regalo. 

Ya sé quién eres, 
he aprendido tu voz, 
tu tacto, 
tu rastro para encontrarte 
cuando resbale 
de mi mundo 
al tuyo.


Ilustración: Gabriel Pacheco

6 comentarios:

Isabel dijo...

Precioso, me ha recordado momentos guardados.
Gracias.

fran dijo...

tu universo es bonito, el suyo lo sera tambien

CANELA dijo...

es lindo encontrar un mundo donde se acaba el propio y no así la nada.

Besos.

Lucía Corujo dijo...

Es precioso. Qué bonito decir de alguien que suena a versos, y sentir que después del mundo propio justo empiezan sus fronteras.

Besos :)

Lucía Corujo dijo...

Muchas gracias :)

Manuel dijo...

Dos mundos que se unen...