12/9/10

El triunfo


No sé lo que cuenta mi espalda, quizá historias que el aire se lleva. Miro hacia el frente y veo el triunfo, la esperanza con nombre propio. 
Sonrío. Al rato lloro en una locura de euforia y estremecimiento; eso que se siente cuando un dolor profundo ha estado por dentro y al final gana la vida.
Respiro despacio no sea que el viento pase de largo. Abro los ojos, dejo que la luz dorada se calque en mis rostro y me quedo, me dejo estar.

Te lo dedico, pequeña, porque sé que quieres mirar al frente. 

7 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Tengo la sensación de haberte visto crecer a través de este blog con todo lo que crecer implica.
Ya debe faltar poco para que mires la carita de la victoria. Besos.

Lucía dijo...

Estas líneas recogen todo un canto a la esperanza. Precioso, especialmente el trocito de las lágrimas de felicidad por la batalla vencida.

Un abrazo :)

Li..* dijo...

Muy bonito. Hoy que estoy luchadora.. esta entrada me da un empujoncito para seguir sin rendirme =) gracias

LaPequeña dijo...

He tenido que mirar a través de tus ojos para poder seguir viendo hacia adelante, me enseñaste a crear ilusión y a confiar en que lo bonito se hace esperar, y que por supuesto, lo más anhelado termina por llegar.
GRACIAS.

LaPequeña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel dijo...

¡Qué bien sienta llorar de euforia!

Hermoso y esperanzador.

Un abrazo por la espalda.

Art. dijo...

Al frente y con la cabeza alta. La sonrisa despeinada si hace falta, pero sonrisa al fin y al cabo.